Ignacio de la Torre y Mier, el yerno homosexual de Porfirio Diaz...

Ignacio de la Torre y Mier, el yerno homosexual de Porfirio Diaz y el Baile de los 41

145
Compartir
El episodio del Baile de los 41 Maricones, que terminó en una redada de consecuencias nefastas para los implicados e históricas con el pasar de las décadas, tiene a un personaje principal, Ignacio de la Torre y Mier, o “Nachito”, quien por ser esposo de Amada Díaz y por lo tanto yerno del Presidente de México, Porfirio Díaz, elevó a “escándalo nacional” los pormenores de aquel baile ocurrido en 1901.
Ignacio de la Torre y Mier, fue un hacendado azucarero y político mexicano, perteneciente a la aristocracia porfiriana.
Educado en internados ingleses, Ignacio era un exitoso empresario, y un consumado sportman, que lo mismo triunfaba en equitación, que en carrera de automóviles, e incluso por cuestiones de beneficiencia jugaba al criquet, con conocidos suyos tales como Antonio Adalid Pradel otro de los personajes del baile de los 41 Maricones.
La familia De la Torre y Mier, llegó a ser una de las fortunas más importantes en el mundo, tal fue el caso que una de las hermanas de Ignacio; Susana, se casó con el conde Maxcene de Polignac, bisabuelos de Reinero III de Mónaco.
Ignacio de la Torre.
Amada Díaz anotó en su diario lo siguiente: “Un día mi padre me mandó llamar al despacho de su casa. Me quería informar que Nacho había sido capturado por la policía en una fiesta donde todos eran hombres pero muchos estaban vestidos de mujer. Ignacio –me dijo mi padre- fue dejado libre para impedir un escándalo social, pero quise prevenirte, porque tienes derecho a saber del comportamiento de la persona con que vives.”
La prensa del momento como la Gazeta Callejera, abordó el hecho: “unos canallas, repugnantes y depravados maricones planearon con anticipación una inusitada y osada reunión que sorprendió y asqueó a la opinión pública y alarmó a más de un personaje”.
Amada Diaz.


Posterior al baile de los 41 a Ignacio de la Torre se le ha relacionó con Emiliano Zapata, con quien habría sido descubierto en una caballeriza por la propia Amada Díaz, quien dejó constancia de ello en su diario personal.

En 1906, en el corral de la hacienda de San Carlos Borromeo, Ignacio de la Torre conoció a Emiliano Zapata. La personalidad de Emiliano, su porte y su gentileza ( al igual que el enorme bigote que le hacía tan varonil) cautivaron al terrateniente, quien no le quitó los ojos a Zapata el tiempo que estuvo en la hacienda. 
La actitud rebelde durante su juventud hizo candidato para ingresar a la leva a Emiliano Zapata, (se conocía como leva al reclutamiento obligatorio de la población para servir en el ejército) sin embargo Ignacio de la Torre y Mier, yerno de Porfirio Díaz, intervino por él, nombrándolo caballerango de sus establos en la Ciudad de México.
Emiliano Zapata.

Zapata, era un gran conocedor de los caballos, por lo que, con el pretexto de ponerle a trabajar como caballerizo mayor o caballerango, se lo llevó a su mansión de la Plaza de la Reforma, en el centro de la capital.

La relación entre Ignacio y Emiliano trascendió al grado de que el Presidente Díaz advirtió de los dolores de cabeza que esto le daría al propio Sr. de la Torre y Mier.

Muy a pesar de Ignacio, Zapata regresó a Morelos donde se convirtió en un jefe revolucionario. Durante la ocupación de la Ciudad de México por las fuerzas zapatistas, Emiliano sacó de Lecumberri a su antiguo protector, quien había estado involucrado en el asesinado del Presidente Madero y del Vicepresidente Pino Suárez, para retenerlo como prisionero itinerante, a donde fuera el caudillo.

Ignacio de la Torre escapó del ejercito zapatista y huyó a Nueva York donde murió durante una intervención quirúrgica.
Su tumba que sólo lleva su nombre y fecha de deceso, se encuentra en cementerio de la Iglesia de la Santísima Trinidad entre las calles de Brodway y Wall Street.

 

Comentarios