Orlando Pastor Santos (1973-2020) Pionero de la Marcha del Orgullo en Chilpancingo

Orlando Pastor Santos (1973-2020) Pionero de la Marcha del Orgullo en Chilpancingo

542
Compartir

(Chilpancingo, Guerrero 28 de abril de 1973-íd 17 de enero del 2020)

La generosidad de Ricardo Locia y Uriel Mena nos permite reconstruir un poco los antecedentes y la vida familiar de Orlando Pastor:

“Su mamá, Eleuteria Santos Vélez y Arturo Pastor García, su padre, concibieron a seis hijos e hijas, Orlando fue el quinto. Su infancia y Juventud la vivió entre las calles y callejones del Barrio de Tequicorral. Y entre esas vivencias fue que descubrió su orientación sexual la cual defendió y la hizo su lucha hasta sus últimos momentos. Orlando, reafirmó su homosexualidad en un contexto de homofobia exacerbada en Chilpancingo, y enfrentarse a esa realidad lo hizo tener la convicción de luchar contra ella.”
De hecho Orlando aseguraría que su despertar a la sexualidad fue temprana:

“…Desde que yo tengo uso de razón, tenía unos 5 o 6 años, a mí me empezaba a llamar la atención un doctor, por cierta causa fui a dar al hospital, me llamaba mucho la atención. Después empezaron los juegos eróticos con mis compañeros y mis vecinos, que jugábamos al bote, a las escondidas y con eso sentía una adrenalina ¿no? al estar con ellos escondidos, comenzábamos a besarnos y el faje. Y empezaron las relaciones sexuales, es allí donde yo me di cuenta, era gay…”.

Curso sus primeros estudios en la Escuela Raymundo Abarca Alarcón, para después estudiar en la Normal del Estado. Orlando comenzó su aventura docente como Asesor Técnico Pedagógico en la Secretaría de Educación en el Área de Telesecundarias. Además fue Asesor Técnico Pedagógico en El Centro de Maestros 1204.

Era Licenciado en Secundaria por televisión por la Centenaria Normal del Estado. Realizó su Maestría en Formación y Práctica Docente en la Universidad Pedagógica Nacional.
La homofobia y los crímenes de odio en Guerrero, así como la impunidad sobre esto era cosa de todos los días, para David Moyao, lo que provocó que se rompiera el pacto de silencio fueron: la homofobia, la discriminación y los crímenes que se daban de forma exacerbada, además de que Orlando Pastor comentara a Uriel Mena Flores:

“Antes de la Marcha en Chilpancingo los gays éramos muy discriminados; conocí muchos amigos que murieron de VIH/sida, a otros los mataron, a muchos los mutilaron, a otros los levantaban y los tiraban nada más así del carro y a uno que otro lo descuartizaron, a otro le metieron la barreta por el ano. Entonces antes si era el terror para los homosexuales”.

Orlando, fue junto con David Moyao pionero en la organización de la Marcha del Orgullo en Chilpancingo. El contexto de la primera marcha del orgullo se dio durante una capacitación convocada por la CEPAL en Taxco bajo el título: “Las y los jóvenes, sus derechos sexuales y reproductivos, y el VIH/SIDA”, al final de la capacitación se les pidió realizar un proyecto de largo alcance social. David Moyao presentó el proyecto “Primera Marcha del Orgullo Homosexual en Chilpancingo y el Estado de Guerrero”. Ricardo Locia y Uriel Mena escribieron los siguientes:

“En el 2002, junto con su amigo David Moyao Morales, convocaron por vez primera a marchar y ser visibles a todos y todas los homosexuales, lesbianas, bisexuales y trans. Ese 13 de junio, sin imaginarlo, sería la piedra angular de un movimiento estatal. Por vez primera, la disidencia sexual en Chilpancingo se organizó y formaron el colectivo LINALOE y así, comenzó el trabajo incansable de Orlando, Moyao, Juan Carlos -Carola-, Feliz Ramírez -Azul-, Pamela Sandoval y Emiliano Arzeta – Sasha- en defensa de los Derechos Humanos y la detección y prevención del VIH/SIDA y otras infecciones de Trasmisión Sexual en las poblaciones LGBT+.”

Orlando no nació como activista poco a poco se fue forjando en complicidad con David Moyao, el proyecto de Marcha suscitó interés y miedo e incluso se les llegó amenazar, pero siguieron adelante, de esta manera el activismo de Orlando comenzó como un ejercicio lúdico, experiencia que registró Uriel Mena Flores de la propia voz de Orlando:

“La primera (marcha) fue de quitar el miedo, de dar la cara; lo más sorprendente era ver a tanta gente, y tú pasar en medio de ellos y que te fueran aplaudiendo, fue muy padre; yo iba vestido, yo era de los pocos que iban con disfraces, yo me llevé las notas (periodísticas), entonces por esa parte yo me sentí bien, y veía que a mis amigos también les aplaudían ”

Alberto Mogollón, quién vivió ese momento parteaguas y fundador en el activismo guerrerense nos brinda la siguiente información:

“En el 2000 a la casa del profesor deportista padre de familia activista y representante de FRENPAVHI Guerrero: Francisco Viruel –Buty, llegó de Chilpancingo el académico David Eliel Moyao, activista junto con tu servidor a una cena que preparo David. Ahí David nos dijo que él tenía la inquietud de organizar la 1ra marcha gay en Guerrero y en Chilpo. A lo cual apoyamos con contingente y dinero para gastos logístico. En la primera marcha no llegamos ni a 100 persona….. Quién llamo mucho la atención fue La Fhasion (Orlando Pastor Santos) porque su vestimenta fue de la estatua de la Libertad…….. Él se subiría aún carro alegórico a lo cual se le dijo que no que mejor el fuera adelante abriendo la marcha. A lo que acepto”.

Del 2002 al 2005 David y Orlando realizaron las primeras marchas del orgullo en Guerrero. Tiempo después por distintas visiones y con la llegada de Quetzalcóatl Leija Herrera, Orlando se separa de David y convence a que Leija realice las siguientes marchas, hasta el asesinato de Quetzalcóatl, realizando las siguientes dos ediciones Lavoissier, para que luego el Mtro. Pastor retomara la organización de la marcha del 2013 hasta su muerte.

En el 2012 viajó a Chiapas. En el 2013 viajó a Monterrey, Mexicali y Veracruz. Orlando fue docente frente a grupo en diferentes escuelas telesecundaria, investigador y activista LGBTI con más de 19 años de experiencia, recorrió caminos y poblaciones para brindar educación.Fue fundador y presidente del colectivo Lináloe, después Colectivo LGBTI Orgullo Guerrero.

Pastor Santos, fue miembro del Congreso Nacional de Mexicanas y Mexicanos LGBTI+ y de la Coalición Nacional LGBT. La Fashion, como le decían sus amistades, era una persona que gustaba de aprender de los demás y tenía la humildad de acercarse a los expertos de temas para aprender y mejorar sus conocimientos sobre distintos temas. Orlando se definía de la siguiente manera:

“Soy una buena persona, sonriente de la vida y creo q eso es lo más importante ,creo mucho en la amistad ,tengo grandes amigos con los que me la paso súper bien, valoro mucho los principios y valores de las personas, me considero una persona sociable, sencilla, alegre, leal y confiable con los que depositan en mí su confianza ,totalmente sincero, buena onda y sobre todo me encanta la humildad, me fascina disfrutar de la vida tal y como va y disfrutarla al máximo, me gusta compartir mi cultura y mis tradiciones con otras para enriquecer más mi acervo cultural, odio la impunidad, no me laten las personas hipócritas o convenencieras, me encanta mi trabajo, lo que hago y lo que soy profesionalmente., sobre todo me encanta conocer personas q sean humildes y q sean originales, nada de poses q sean únicos y no borregos, no me late la gente q dizque de mundo ,a esa gente la repudio, me da asco, aunque en lo personal cada quien su vida aun soy tolerante. Lo que busco en una relación es honestidad, ser fiel, valorar los principios y valores de la pareja. Escucho todo tipo de música, me encantan las rolas de Alex guzmán por sus metáforas, me gusta disfrutar de la vida, bailar, el revén y un poco de todo aunque no me gustan los excesos (…) bueno si, un poco jejejejej. Me encanta disfrutar de una buena película sobre todo las de época”.

Orlando contaba con diplomados en derechos humanos, género y justicia; además impartía talleres en la materia. Gracias a la Marcha Estatal de Chilpancingo, se fueron generando las condiciones políticas para abrir nuevos espacios para la población de la diversidad sexual, Orlando encaminó sus esfuerzos para abrir la Dirección de la Diversidad Sexual, en palabras propias, de la entrevista de Uriel Mena:

“¡Para mí es un logro! Yo creo que cualquier persona ser reconocido por lo que eres. Independientemente de que exista la discriminación ”.

En noviembre del 2014, Orlando vivió lo más triste que pudiera haber presenciado, el fallecimiento de su querida madre. Orlando Pastor impulsó la creación y fue el primer director de Atención a la Diversidad Sexual en la pasada administración municipal de Chilpancingo (2015-2018). Durante este tiempo fue asesor de políticas públicas con perspectiva de derechos humanos para la inclusión de personas LGBT. Al inicio del mandato del alcalde de Chilpancingo Antonio Gaspar Beltrán, fue destituido de su cargo.
Orlando Pastor transmitía cada semana en las instalaciones de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) un programa de radio dedicado a la diversidad sexual, avalado por la Universidad Autónoma de Guerrero. Era generoso y pródigo con amigos, vecinos y activistas a quienes invitaba, su mesa siempre estaba llena de comida, de fruta, su casa de espacio para dormitar y también para planear y trabajar en pos de los derechos humanos.

En junio del 2017, Orlando estuvo hospitalizado conectado a oxígeno. Gracias a la tenacidad de Orlando y la mano guía de Lola Dejavu, se hizo en 2017 la primera campaña de cambio de identidad donde 36 mujeres y un hombre trans fueron beneficiados. En el 2018 comenzó a estudiar en el Instituto Tecnológico de Chilpancingo.

En abril del 2019, Orlando y su colectivo trabajaron el autocuidado para evitar casos de crímenes de odio, con la campaña “Aguas con tu Ligue”, acompañado siempre por su asociación y su pareja.

Unas de las últimas batallas que emprendió Orlando Pastor fue luchar para que en Guerrero sean aprobados los matrimonios igualitarios, luego de que el Congreso local a través de la Comisión de Justicia rechazó el dictamen que daba reconocimiento jurídico al matrimonio entre personas del mismo sexo.

El pasado 25 de septiembre, Omar Flores Majul, rechazó junto a la panista Guadalupe González, la iniciativa de reforma al Código Civil del Estado, con la que se planteaba el reconocimiento jurídico de los matrimonios entre personas del mismo sexo.
En aquel entonces, durante el desahogo del punto de acuerdo, dijo: “Estoy de acuerdo en que se generen los derechos y obligaciones, pero no con la palabra matrimonio, que desvirtúa el concepto de defensa y procreación de manera libre de las nuevas generaciones”.

En diciembre del 2019 se realizó un desayuno para acercar a los activistas LGBT+ con los diputados de la actual legislatura, varios de ellos llegaron a un restaurante ubicado al sur de Chilpancingo, a un costado del congreso Local con más de una hora y media de retraso, la lista era la siguiente: las diputadas de Morena, Nilsan Hilario Mendoza, Mariana García Guillen, Norma Otilia Hernández, la delegada de gobierno Norma Yolanda Armenta y la secretaria de la Mujer, Maira Martínez Pineda, así como el diputado del PRI Omar Jalil Flores Majul y la diputada panista Guadalupe González Suástegui entre otros funcionarios.

Para sorpresa de todos, pero en el mejor estilo priista, Flores Majul sorprendió a propios y extraños con la siguiente declarativa:

“El priísta Omar Jalil, quien se dijo a favor de que “las organizaciones lésbico-gay” puedan tener los mismos derechos y obligaciones de “todos y todas” (…) “En eso estamos trabajando, es parte de la reforma que queremos implementar al interior del Congreso del Estado.” Agregó, que la comunidad gay tiene aliados en el Congreso sobre todo en el tema de derechos humano”
Después de esta declarativa, toco el momento de la diputada panista Guadalupe González al tiempo que Emiliano García Arzeta y Lavoisier Luquín Jiménez, dos activistas, realizaron una seña de desaprobación durante la intervención panista
Fue la intervención de Orlando Pastor quien acabó con los silencios:

“No se puede decir ser amigo, quien obstaculiza leyes públicas a favor de los derechos humanos de la diversidad sexual, la que estaba por aprobarse, la Ley del Matrimonio Igualitario”, dijo en clara referencia al diputado del PRI y la del PAN.

“Se oye muy bonito hablar y hablar, pero queremos hechos. A nuestros representantes les decimos: todavía estamos a la mitad de legislar y queremos que se apruebe el matrimonio igualitario.”
“También somos personas, también queremos formar una familia homoparental”, enfatizó el presidente del colectivo Orgullo Gay Guerrero e hizo mención de la Ley de Equidad de Género que beneficiaría a las transexuales y transgénero, pues dijo, tienen que ir a otros estados para que se les reconozca jurídicamente como mujeres o como hombres.

En diciembre del 2019, Orlando Pastor encabezó un movimiento para exigir al Poder Legislativo que hiciera valer el Estado laico y resolviera el tema in prejuicio alguno.“Nos pronunciamos en contra ya que estas determinaciones son un retroceso, y condenamos la decisión de los diputados. La aprobación de tal iniciativa no es un tema con tintes políticos ni morales, es de derechos humanos para el progreso de Guerrero”, dijo en su discurso.

Ese mismo año Antonio Fey Sandoval quién le había sucedido en la Dirección en Atención a la Diversidad Sexual mantuvo una ríspida correspondencia electrónica con Roberto, la pareja de Orlando, culpándoles de maniobrar en su contra, además de proferir insultos y expresiones soeces y discriminatorias hacia Orlando y su pareja.

El 17 de enero falleció al punto de las 5:30 de la madrugada, en su casa víctima de un infarto al miocarido fulminante, relacionado con su sobrepeso que no fue atendida de manera oportuna por el activista. Su pareja Roberto Carlos, con quién llevaba un trabajo de activismo en Chilpancingo, confirmó su fallecimiento.

El 18 de enero se le rindió un homenaje en la CEDH, antes de ser sepultado en el Panteón Nuevo –ubicado en la colonia Lázaro Cárdenas-, en la crónica de Diversidad Sexual del Partido de la Revolución Democrática, se puede leer un poco del ánimo que prevaleció:

“Entre las estrofas de la canción “Eternamente bella” en voz de Alejandra Guzmán, una de las cantantes preferidas del luchador social; familiares, amigos, activistas, integrantes de organizaciones civiles de la diversidad sexual e incluso representantes del gobierno municipal despidieron a quien se caracterizara por impulsar en Guerrero la aprobación del matrimonio civil igualitario y el reconocimiento de la identidad de género de las personas trans”.

Al homenaje luctuoso acudió el director nacional de Diversidad Sexual PRD, Antonio Medina quien aseguró que: “con la partida de Orlando Pastor el movimiento LGBTTTI de todo el país está luto, y recordó que en numerosas ocasiones tuvo la oportunidad de trabajar con él en eventos destinados a fortalecer la ciudadanía y los derechos de las personas no heterosexuales”.
Antonio Medina, acompañó en el sentimiento a Roberto Carlos Verdín, compañero de vida de Orlando Pastor así como a sus familiares. “Orlando nos ha legado una lucha personal y apasionada en favor de los derechos humanos. Fue un ejemplo de ética y trabajo constante”.

Durante el recorrido del cortejo fúnebre por las calles de Chilpancingo, con banderas arcoíris en sus manos, los asistentes gritaron consignas a la vez que hicieron un pase de lista de otros destacados activistas LGBTTTI de esta entidad ya fallecidos como David Mollado, Francisco Viruel, Quetzalcóatl Leija y el mismo Pastor Santos.

Ya en el cementerio, con lágrimas, sonrisas, aplausos, tragos de tequila y el lanzamiento al aire de globos multicolores, los dolientes despidieron a este distinguido luchador social al tiempo que cubrieron el ataúd con la bandera arcoíris considerada el símbolo más emblemático de la diversidad sexual. “Hoy te la llevas porque eres digno de tenerla”.

Agradezco a Sasha Landia, Uriel Flores Mena y Alberto Mogollón el apoyo.

Comentarios