El suicidio en Notre Dame de un ultraderechista, en protesta por el...

El suicidio en Notre Dame de un ultraderechista, en protesta por el Matrimonio Igualitario

197
Compartir

Los simbolismos de la ultraderecha suelen esconder una gran debilidad: la ausencia de argumentos para oponerse a la libertad y los derechos de grupos vulnerables: ¡Aguas!

Dominique Venner a sus 78 años era un conocido personaje de la extrema derecha francesa, opositor a la legalización del Matrimonio Igualitario y a la inmigración, continuamente señalado por su homofobia y racismo.

Venner se suicidó de un disparo en la boca ante el altar de la catedral de Notre Dame de París, abarrotada de turistas el  martes, 21 de mayo de 2013, como un acto de protesta contra la aprobación del Matrimonio Igualitario.

El suceso se produjo horas antes del comienzo en la plaza de la Bastilla de un gran concierto gratuito de apoyo a la legalización del Matrimonio Igualitario y sólo dos días después de que la ley fuera promulgada por el  entonces presidente, François Hollande.

Esa tarde había 1500 turistas dentro de la Catedral y fueron evacuados de inmediato. Políticos y personajes de la ultraderecha en Francia, consideraron los hechos, un gesto dramático ante la  «decadencia de la sociedad».

Venner había estado en la guerra de Argelia y al finalizar el conflicto escribió, «Pour une critique positive», que se convirtió en un texto fundamental de los extremistas franceses en la década 60. En sus últimos años dirigía publicaciones históricas extremistas. También era aficionado a las armas.

El acto extremista, avivó la homofobia y convirtió  a Venner en un mártir a los ojos de los más duros opositores de los Derechos LGBT.

Cuando la ultraderecha busca convencer: Caso Monterrey

 

Recientemente vimos en Monterrey cómo integrantes de Familias Fuertes Unidas por Nuevo León, protestaron contra la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, Sofia Velasco, por promover un recurso de inconstitucionalidad por la ley anti aborto recientemente votada en el Congreso estatal.

Bien macabros que se veían los muñecos de bebés ensangrentados simulando abortos. Pero olvidaron que las leyes antiaborto han matado y criminalizado a millones  de mujeres en todo el mundo.

 

 

 

Comentarios