En el mercado de la vida

En el mercado de la vida

183
Compartir

Después de su trabajo, un chavorruco llega a un puesto de vegetales.

-¡Buenas! Seño’.
-Buenas, mijo.
– Oiga, ¿Tiene motivación fresca?
-Sí, aquí la tengo protegida para que no me la maguyen los marchantes.
-Deme un tres kilos, porfa. Voy a ocupar mucha motivación esta semana.
-A ver, mijito, ahí te va.
La Seño’, le pasa una bolsa grande de papel, el mijo la agarra, le paga, se agradecen mutuamente y él se va a su casa. Pero al llegar…
– Necesito sacar todo y apenas un licuado de motivación en las ma… ¡¡¿Qué?!!! ¡¿Qué es esto?! Estas no son motivaciones, son un montón de peros, objeciones y obstáculos, podridos. ¡Pinche vieja culera! No le vuelvo a comprar. FIN.
Comentarios
Compartir
Artículo anteriorVuelve, ‘Revenge Body’ con Khloé Kardashian
Artículo siguienteDescubre la magia de las noches en París
mm
Un día que no tenía mucho qué hacer inventé Ulisex!Mgzn y el resto es historia. 10 años después, debo el desarrollo de este proyecto a mi familia y amigos, quienes conocen mi pasión por el periodismo. Soy comunicólogo y máster en análisis político y de medios de información. Me he desarrollado profesionalmente entre el diseño gráfico, el periodismo y el análisis de contenido. Mi propósito es contribuir a crear una sociedad mejor informada e incidir en un cambio a favor de la inclusión y la igualdad a través de mi trabajo como editor de Ulisex!Mgzn. Siempre estoy abierto a nuevas ideas y a conocer la opinión e intereses de los lectores.