Martín Berrueco Noriega (1967-2017) Adiós al DJ del mítico bar ‘El Taller’

Martín Berrueco Noriega (1967-2017) Adiós al DJ del mítico bar ‘El Taller’

645
Compartir

(Ciudad de México 27 de julio de 1967-5 de febrero del 2017)

Estudió en la escuela Melchor Ocampo. Trabajaba como cocinero en un hospital del IMSS y también era uno de los DJ más queridos en la noche gay, fue el DJ residente del último período del mítico bar El Taller y amenizaba muchas fiestas, entre ellas las memorables que ofrecía Rafael Cruz Baéz. Martín empezó como DJ a sus 13 años, participó en los Salones Classics, en la CTM Atzacoalco El Risco, donde junto 5 sonidos entre los que estuvieron: Yasumi Sounds, Chesterfield Light & Sound, Sonido Stravaganz,

En los 80, Martín fue el alma de Chesterfiel Light & Sound, el patio de la casa de sus padres estaban llenos de bocinas. Martín compartía amistad con: Sonido Yasimi, Sonido Stravaganz, Sonido Dark News, Sonido Rothmans.

Martín no sólo era bueno mezclando música, una de las manualidades que le gustaba hacer eran bonsais de fantasía, algo que aprendió de su madre.

El Oso DJ como lo conocíamos era una persona afable, entregada a la música, coleccionista de viniles de música disco, hi energy, rock y pop 80s 90s electrónico, entre otros sonidos. una persona de gran corazón, solidario y amable en todo momento, durante la última etapa de los Martes de El Taller, en El Taller. También fue DJ para el Kashba Le Club y El Almacén entre otros escenarios.

Martín hizo una bonita pareja con Joseph Essadro, además de amenizar la noche, Martín vendía sus mezclas de música y Joseph playeras, muchas de ellas eran para causas sociales, estaban comprometidos desde un 14 de febrero del 2012. Martín tenía otro amor, una gatita llamada Puchi.

El último evento que amenizo Martín, fue la fiesta de Rafael Cruz en diciembre del 2016 en Biarritz. Desde julio del 2016 el Oso DJ fue internado varias veces, en septiembre le drenaron saliva acumulada en una de las mejillas, otras tantas estuvo en oncología, y finalmente en enero de este año, cayó en un coma durante 15 días, del cual no despertó, por la causa de su deceso, no fue velado sino cremado y sus cenizas reposarán en un nicho del Panteón Jardín Guadalupano.


Agradecido con Rafael Cruz Báez, Sport Trainer Vaquero, Efraín Ao-gl y Miguel Angel Corona Barajas

Foto e información tomado de:

https://www.facebook.com/barrueco.oso.dj…

Comentarios