Apuntes sobre la prostitución masculina en el mundo árabe moderno #ColumnaInvitada

Apuntes sobre la prostitución masculina en el mundo árabe moderno #ColumnaInvitada

2283
Compartir

A Líbano  han llegado alrededor de 2 millones de sirios, ahí, la prostitución masculina es común, a pesar de que la homosexualidad está prohibida.


Descubrí hace poco que los guapos árabes barbados son la fantasía sexual de un enorme número de hombre homosexuales en este país y en el mundo.

También descubrí que la prostitución, es una de las inesperadas consecuencias de la guerra Siria.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, casi 5 millones de personas se han visto obligadas a abandonar la patria Siria a causa del conflicto que los azota desde 2011. Millones de ellos, hombres, y cientos de miles menores de edad.

La miseria es la regla general al llegar a sus lugares de refugio, esta miseria ha empujado a miles de estos refugiados a ejercer la prostitución masculina.

El asunto comienza en Líbano, a donde han llegado alrededor de 2 millones de sirios, según el mismo gobierno libanés. En este país, la prostitución masculina, a pesar de que la homosexualidad está legalmente prohibida y judicialmente sancionada, es común, según organizaciones LGBTTTI locales como Halem, la prostitución es tolerada por la Policía debido a las enormes sumas que aquellos que la promueven, por ejemplo en baños de vapor, pagan a los agentes y altos mandos de la institución.

Es de hecho, uno de los grandes paraísos del Medio Oriente para la prostitución masculina, según Al-Jazeera, es aquí donde alrededor de 10 mil jóvenes siros ejercen la prostitución por tarifas que rondan los 50 dólares, mientras que un hombre libanés cobra alrededor de 200 dólares.

Sin embargo este fenómeno no se limita al ámbito local, pues cientos de miles de refugiados sirios y de todas partes del mundo, llegan a Europa cada año. Los menores de edad que se encuentran entre estos migrantes, suelen llegar solos y ante la miseria ofrecen sus servicios sexuales, a cambio de dinero, con tarifas de 2 euros a cambio de sexo oral, simplemente por comida o un lugar para dormir.

La guerra siria, y los grupos involucrados en ella,  muchos de ellos fundamentalcitas religiosos que condenan la homosexualidad, termina entonces fomentando la prostitución homosexual masculina.

Es, lamentablemente una crisis humanitaria alimentada por la paraplejia del sistema político internacional, en la cual deberíamos involucrarnos mas como sociedad civil, es un tema por el cual no veo manifestarse al Frente Nacional por la Familia.

captura_de_pantalla_102016_051341_amPor Christian López

@chriz_lopez

 

Comentarios