En la escuela dicen que soy una put@.- Carta para el Tío...

En la escuela dicen que soy una put@.- Carta para el Tío Gamborimbo

761
Compartir
En la escuela todos me dicen que soy “una puta”, pero la
neta es que no, ¿cómo le hago para detener los chismes de
una vez por todas? Marcky, 19 años, Torreón, Coahuila.

El problema es que la putería no necesita ser ejercida para que te
conviertas en un estandarte o ejemplo de ella. En la reivindicación
del término por un entendimiento  neutral puedes ser feliz
como toda una puta. Deja atrás el estigma hacia tu culidistensa apariencia. Piénsalo bien.

Por otro lado, sino te agrada que te llamen de esa forma, deberías empezar por un autoanálisis que te permita reconocer qué rasgos te hacen ver como una sexoservidora a los ojos de la bola de pendejos cuyas opiniones consideras importantes.

Una vez que hayas concluido con ese momento de introspección
tendrás la oportunidad de discernir si el camino de la putería es capaz de resolver tu vida o al menos suplir algunas otras aspiraciones personales. El sexo y el dinero pueden comprar la voluntad de cualquiera, sobre todo si no se tiene una mejor habilidad que la de verse como una golfa de manera involuntaria, tal como te ocurre a ti.

Independientemente de si obtienes beneficios económicos o simplemente presumir tu físico es parte de tu personalidad,

En ciertos lugares del mundo y en las televisoras mexicanas hasta puede ser considerado una virtud.

Tú también pide consejo al Tío Gamborimbo. Pícale aquí.

Comentarios
Compartir
Artículo anterior¿Cuáles fueron tus 9 mejores fotos de 2017 en Instagram?
Artículo siguienteJulia Zúñiga Padilla (1971-2017) Una atleta y líder reconocida
Gurú sexual, sacerdote de la perdición, veterano de la guerra de los sexos, dictador de prejuicios, experto en bajezas humanas, rey del humorismo negro, desapendejador de pendejos y amigo de todos los niños. El Tío Gamborimbo nació en un lugar de México de cuyo nombre nadie quiere acordarse, hace aproximadamente más años de los que todos se imaginan. Se considera a sí mismo pansexual y afirma encontrarse más allá de los placeres normales de los hombres comunes, pues dice haberlos probado ya todos. Su sección ha aparecido desde el número 1 de Ulisex!Mgzn y es de las más leídas desde entonces.