‘Soy gay pero besé a mi amigo hetero’: Carta para el Tío...

‘Soy gay pero besé a mi amigo hetero’: Carta para el Tío Gamborimbo

387
Compartir

Hola tío Gamborimbo: Hace unas semanas un amigo y yo salimos de paseo a la naturaleza, resulta que él es heterosexual y su novia es mi mejor amiga, pero durante nuestro paseo, él y yo nos acercamos mucho más. Nos besamos. Fue algo muy bello y aunque no hemos hablado desde entonces yo estoy seguro que es por él ha de estar planeando terminar con su novia para declararme su amor. ¿Crees que debo ayudarlo en este proceso llamándole yo o debería dejar que lo asimile él solo?

Erick, 21 años, Nueva Apolonia, Tamaulipas. 

Sin duda puedo decir que los videos porno y las telenovelas han trastornado tu razón. Si fuera así de fácil de apropiarse de un garrote, millones de mujeres en la historia no habrían tenido que embarazarse.

Aunque seas joto, puedes ser sujeto del condicionamiento heteronormativo patriarcal y pensar ingenuamente que si un chamaco caliente, te arrima el paquete, es porque quiere engendrar contigo su descendencia.

Esta hipótesis no sólo es fisiológicamente imposible, sino que está bien pendeja, igual que tú, pero aunque en tu mente amplia y profunda, quepa esta posibilidad, ni la Ciencia, así como ningún jarioso trasero masculino, han llegado tan lejos.

Que un hombre después de probar la papaya, quiera probar el camote, no lo hace homosexual de inmediato, tampoco con el paso del tiempo. La Bisexualidad existe, tanto como existen las ganas de experimentar o andar de puto, sin necesidad de ostentar etiquetas o pretender relaciones sentimentales a largo plazo.

Más que preocuparte en cómo asimila él su sexualidad, deberías poner atención en cómo ejerces tú la tuya, permitiendo que un fajoneo en el monte, te ponga de nalgas ante cualquier supuesto «heterosexual», dándole la espalda a tu amiga y pensando que sólo puede ser tuyo.

Tonta, date cuenta, no seas otro joto en la ruina por tener al mayate de sus sueños.

Tú también envíale tus preguntas al tío Gamborimbo.

Comentarios