Cómo enseñar la v3rg4 como Drake y no fracasar ante la sociedad...

Cómo enseñar la v3rg4 como Drake y no fracasar ante la sociedad falocéntrica: Consejo del Tío Gamborimbo

298
Compartir

En esta sociedad cundida por el falocentrismo y dominada por los medios  masivos de comunicación y donde es difícil diferenciar un desnudo artístico de un cachondo pack, enseñar el chile puede convertirse ya no en objeto de repudio, sino en todo lo contrario.

Aunque no faltan los comentarios condenatorios que dicen que se les van a secar los ojos a quienes le vean directo a la cabecita de Drake. Peor aún, que se les va a caer el chilindrín a quien con fines de lucro y sin el menor recato, lo ande blandiendo ante el público por faltas a la moral.

Si algo hemos aprendido del escándalo de la puñeta en video de David Zepeda, hace unos años, es que una simple jalada puede terminar con grabación de disco y toda la cosa… eso sí, si tienes más o menos buena herramienta, de lo contrario pasará lo que a Mauricio Ochmann… o sea nadie se acuerda de su olvidable micropene.

Lo mejor es que si se tiene algún talento no se involucren los genitales, de lo contrario, tus fans podrán olvidarse de las letras de tus canciones, pero nunca de tus pelotas.

Pero si no se tiene ningún talento, más que el de tener una verga hiperactiva o un culito súper tragón, nadie te puede condenar por aprovecharte de la calentura que la naturaleza te ha dado… Siempre y cuando lo hagas con condón.

Recuerda, el falocentrismo sólo dominará tu vida si ves directamente al pene de Drake. De lo contrario tu alma es libre.

Tú también pide consejo al Tío Gamborimbo. Pícale aquí.

Comentarios
Compartir
Artículo anteriorLos mejores comerciales LGBT de todo el mundo
Artículo siguiente¿La barba perfecta? Lo que tienes que saber para lucir como caballero y no como vagabundo
Gurú sexual, sacerdote de la perdición, veterano de la guerra de los sexos, dictador de prejuicios, experto en bajezas humanas, rey del humorismo negro, desapendejador de pendejos y amigo de todos los niños. El Tío Gamborimbo nació en un lugar de México de cuyo nombre nadie quiere acordarse, hace aproximadamente más años de los que todos se imaginan. Se considera a sí mismo pansexual y afirma encontrarse más allá de los placeres normales de los hombres comunes, pues dice haberlos probado ya todos. Su sección ha aparecido desde el número 1 de Ulisex!Mgzn y es de las más leídas desde entonces.