Hemos vuelto a la República del Presidente

Hemos vuelto a la República del Presidente

149
Compartir
La consulta para definir qué proyecto aeroportuario desarrollar para la Ciudad de México va más allá de ser una consulta popular, llevada a cabo de manera coherente, segura y legal, es un golpe en la mesa por parte del nuevo gobierno, una demostración de fuerza del futuro Presidente de la República ante empresarios, pero sobre todo, ante la comunidad internacional. Confirma nuestra vuelta al presidencialismo, lo que él dice se hace, no por voluntad propia sino “del pueblo”.
Andrés Manuel no puso jamás en riesgo su popularidad, no la desgastó como cacareaban algunos analistas, la impuso. El futuro mandatario nos demostró a todos que en su gobierno se podrá, opinar, se podrá responder, que lo medios puede hacer desfilar a sus expertos, armar amplios paneles de debate y utilizar como vehículo de intereses propios a sus líderes de opinión, pero que aquí, quien manda es el Presidente.
Plantea también un cambio de dirección, reafirma que no le importan los tratados de gobierno anterior, si llevas décadas perteneciendo a un grupo de poder, ahora quién manda es él y para mandar hay que obedecerle. Confío sin embargo, aún, en su plan de nación, y reconozco que todo cambio requiere de ciertos dejos de autoritarismo, pues ningún sistema cae voluntariamente, nadie entrega el poder por decisión propia. Confío sin embargo con cierta reserva, expectante y crítico como debe ser un ciudadano responsable; listo para hacer oposición si ese autoritarismo de multiplica y deriva en un México sin libertades.
Comentarios