Mambo: Tecnología para succionar tu clítoris hasta el orgasmo

Mambo: Tecnología para succionar tu clítoris hasta el orgasmo

177
Compartir

El primer succionador clitorial de Platanomelón llega a México. Mambo salió al mercado este septiembre y se venderá exclusivamente a través de la tienda online de la marca.

La marca líder de juguetes eróticos Platanomelón, presenta Mambo, un succionador de clítoris, que se centra en estimularlo mediante la succión con ondas progresivas. Este juguete representa años de investigación y desarrollo por parte de la marca y cuenta con la exclusiva tecnología Oh!Tech.®️, la cual permite estimular el clítoris con ondas suaves, graduales y progresivas que aseguran el orgasmo; además su diseño es pequeño y ergonómico y su funcionamiento es muy silencioso. Mambo tiene todas las características exactas para que se convierta en tu juguete favorito.

El succionador clitorial Mambo es fruto de los avances tecnológicos que se han ido introduciendo en la industria de los juguetes eróticos para el placer femenino. Hoy en día, la tecnología es la clara protagonista del sector, aplicando las innovaciones para permitir personalizar cada vez más los patrones de vibración, las respuestas de los sensores según los movimientos y la estimulación táctil.

Mambo, tecnología punta al alcance

Mambo incorpora nuevas funcionalidades fruto de aprendizajes pasados redirigidos a partir de la aplicación de las últimas innovaciones tecnológicas:

  • Sin contacto directo. En lugar de vibración, Mambo tiene una membrana oscilante que crea ondas de pulsión. Emulando el tacto más personal, estimula el clítoris por fuera, dentro y profundamente, para unos orgasmos más intensos, placenteros y ¡hasta múltiples!
  • Discreto. Se trata de un succionador de clítoris súper silencioso. Mambo se adapta perfectamente a la mano, lo que hace que sea ideal para su uso individual o en pareja. Y es pequeño para transportar o llevar cómodamente a cualquier parte.
  • Progresivo. Con 12 niveles de succión, genera distintas presiones de aire controlables, graduales y delicadas las cuales permiten llegar al orgasmo a todas las mujeres.

Anna Boldú, CEO de Platanomelón. Explica “Tras escuchar lo que les gusta a las mujeres comprobamos que podíamos mejorar lo existente. De este proceso nace Mambo: una sensación sensorial, mediante los cambios entre niveles de succión graduales y pulsos de succión son capaces de llegar a la estructura interna del clítoris, logrando la concentración de estímulos idónea para alcanzar el orgasmo”.

Mambo sale al mercado en septiembre con un precio de $1,989 pesos mexicanos y se venderá exclusivamente a través de la tienda online de la marca www.platanomelon.mx.“Ofrecemos un producto con una tecnología comparable a los juguetes de lujo a un precio justo y cuidando en todo momento la calidad: una de nuestras misiones de empresa”, comenta Boldú.

Platanomelón por la libertad sexual

Platanomelón defiende desde su origen una sexualidad sana y libre de tabúes. Por eso la marca ha impulsado con Mambo esta línea de negocio. “Con los succionadores se ha roto por fin el tabú de la masturbación femenina. Estamos visibilizando y haciendo de la masturbación y el placer un derecho para las mujeres y es muy importante que se hable de esto», defiende Ana Boldú.

Desde esta perspectiva, Platanomelón no solo se centra en la venta del producto. El objetivo de la marca es también el de naturalizar el sexo, con educación íntima desde el sentido del humor. Por eso, además del propio juguete se incluye un folleto realizado por las sexólogas de la marca, con información y consejos útiles para resolver dudas frecuentes: ¿qué es el clítoris?, ¿qué es el multiorgasmo?, ¿cómo puedo utilizar el succionador en pareja?, ¿yo puedo hacer squirt?, entre muchas otras.

Platanomelón ha empezado a invertir en I+D y vive una auténtica revolución tecnológica del sector. Los nuevos diseños incluyen propiedades como el efecto calor o las perlitas y empiezan a aparecer juguetes que, por primera vez, ponen el foco en el clítoris a través de la succión y el masaje de las terminaciones nerviosas, desafiando así las convenciones populares establecidas.

“Solo hace cinco años que se ha empezado a hablar de masturbación femenina abiertamente”, explica Míriam Blesa, sexóloga de Platanomelón, quien afirma que “hay quienes gracias al succionador empiezan a tener orgasmos, cuando nunca habían tenido uno y se empieza a ampliar el concepto del sexo más allá de la penetración. Por fin se empieza a hablar alto y claro que existen más opciones a parte de la penetración que pueden hacer disfrutar mucho más a las personas con vulva”.

Todo esto, junto con la normalización de las Sex Shops, la comercialización online (que facilita la discreción), la democratización de los precios y la visibilidad y profesionalización del sector de la salud sexual nos ha llevado a una verdadera revolución del placer femenino.

10 historias de terror causadas por juguetes sexuales improvisados

Avance Médico: Inventan lazo para extraer dildos por el ano sin cirugía

Comentarios