Me urge bajar de peso para conservar a mi pareja.- Carta para...

Me urge bajar de peso para conservar a mi pareja.- Carta para el Tío Gamborimbo

1115
Compartir

Apreciable Tío Gamborimbo, tu consejo a otras personas, me ha inspirado para enviarte, mis dudas y pedir tus sabios y reveladores comentarios, por favor ayúdame, necesito un milagro. Fíjate que mi pareja, me ha amenazado con dejarme si no bajo de peso en 2018, pues ya me ha echado en cara mi dieta, mi negativa a hacer ejercicio y ahora me ha puesto un ultimátum. No sé que hacer, ¿cómo puedo hacerle ver que está mal que nuestra relación se base únicamente en el aspecto físico? Alex, 29 años,  San Luis Potosí. 

PD: Peso 132 kilos. 

Es verdad, tienes derecho a que te quieran tal cual eres, aunque chilles como puerco cuando hagan alusión a tu rolliza figura. También es un hecho que toda persona comprometida con su apetito, tratará de aferrarse a la tragazón antes que admitir que se dirige al matadero con la dieta de vaca que la aleja de la depresión pero la acerca al bypass gástrico.

Adelgazar de la noche a la mañana, es junto con librarte de la cárcel y que se mueran tus enemigos, el tipo de milagros que más se solicitan en los altares a la Santa Muerte.

Pero lo tuyo no requiere un milagro, sino fuerza de voluntad, pues hasta que no están sacándola de su casa en un remolque para pesarla en una báscula de camiones, una persona puede no darse cuenta que tiene un problema de obesidad.

Agradecido deberías estar de que alguien se ha preocupado por ti, lo mejor que puede pasar es que pierdas kilos y recuperes la forma humana, lo peor es que te decidas a vivir para ver crecer tus caderas más allá de un asiento. No sólo pondrás en riesgo tu relación, sino tu propia salud y hasta las pobres patas del asiento.

Eso sí, no importa qué decidas o qué ocurra al final si no obtienes la silueta espirifláutica que la sociedad millennial reclama hoy en día, siempre podrás encontrar el amor, ya sea con otro mamífero de tu tamaño o en cinco litros de helado de chocolate.

Tú también pide consejo al Tío Gamborimbo. Pícale aquí.

 

Comentarios