Construyendo una agenda en favor de los Derechos Humanos desde la Coalición...

Construyendo una agenda en favor de los Derechos Humanos desde la Coalición LGBTTTI+

1410
Compartir

Este fin de semana, los día 20 y 21 asistí a la primer reunión de la Coalición Mexicana LGBTTTI+ sin grandes expectativas, en busca de generar una agenda política para posicionarla con las y los candidatos que aspiran a cargos en los tres niveles de gobierno.

Mi primera reacción fue de extrema alegría al ver y sentir tantos abrazos y muestras de cariño, tanta gente querida y que es difícil de ver con regularidad, aparte de conocer siempre a muchas personas que te sorprenden cuando conoces sus experiencias de éxito y fracaso, sus sueños, sus inicios y la energía que muchas veces creemos se escapa de nuestras manos.

Iniciamos casi 192 mujeres y hombres generando acuerdos, en un ejercicio abierto y participativo pasando a mesas de trabajo donde buscamos en grupos cuáles eran nuestras experiencias exitosas y nuestros principales momentos dolorosos en el trabajo vinculado en nuestros estados. Hablamos de nuestras experiencias, quiénes somos, cuáles son nuestros logros y nuestros dolores, nuestros momentos donde nos sentimos derrotados, traicionadas, abatidos por la traición y por los egos que roban protagonismo, hablamos sobre las situaciones particulares que no permiten vincularnos con nuestros gobiernos, la falta de cooperación, los recursos federales o que son mal manejados o son regresados a la Federación por no ser ejecutados y de la voluntad que tenemos con pocos recursos de llegar a solucionar o disminuir la violación a los Derechos Humanos, Salud y de violencia de miles de personas en el País.

Dentro de estas mesas conocimos nuestros orígenes y que nos llevó a este trabajo, que es lo que nos a mantenido luchando a pesar de las traiciones, de los egos, de los grupos conservadores, de los municipios que se callan y del reconocimiento que tenemos que hacer a nuestra compañeras TTT por el aporte a la historia de los derechos de la comunidad LGBTTTIQ+.

Esta reflexión me tocó hondo, fue fuerte recordar toda una historia donde mucha gente se ha ido, donde tanta gente ha sido lastimada, pero igual me dio un gran y enorme sentimiento de satisfacción el saber que muchísimas mujeres y hombres jóvenes han pasado por COMAC y se han generado líderes activos en sus poblaciones y que han aprendido en base a nuestras derrotas y victorias la importancia de reconstruir, de aprender y generar nuevas ideas.

He asistido a muchos cursos, congresos, talleres y la parte más difícil ha sido el ponernos de acuerdo… tres  tarjetas fueron el punto de comunicación roja (no de acuerdo) amarilla(dudas) y verde (adelante), todas las personas entendimos los tiempos y los discursos se cronometraron, así llegamos a 11 mesas y en cada mesa estábamos  anfitriones con los temas de Violencia y Procuración de Justicia, Salud y Seguridad Social, Medios de Comunicación, Arte y Cultura, Educación, participación política, Derechos Laborales, Fortalecimiento Institucional y Estado Laico, en una búsqueda de los focos rojos y las posibles soluciones.

Sé que no fuimos todas las personas que deberíamos estar, pero sé que sería imposible tener a todas las personas en este primer encuentro.- mi sorpresa fue escuchar a los estados, a las poblaciones, a padres y madres de la comunidad diversa, comunidades llenas de dolor, rabia, frustración y orgullo y trabajando para defenderse de grupos conservadores que pretenden seguir matando, violando, arrebatando los derechos esenciales que nos corresponden.

Escuché en mi mente los discursos de supuestos creyentes hablando de moralidad y exclusión, rechazando, ejecutando con sus palabras los Derechos Humanos, los derechos a conformarnos como familia y como les hemos permitido oprimirnos, invisibilizarnos y ser utilizados dentro de sus propias fantasías sexuales culposas y engañosas. Sentí que Dios (si es que existe) Debe estar muy ocupado defendiéndonos de sus agresiones, de sus miradas llenas de asco y poder, sentí rabia por ser tan cerrados de la mente que por años hemos estado divididos por supuestos egos y coronas, me sentí decepcionado al ver que muchas veces he reaccionado en lugar de recuperado una vinculación que hubiera logrado cosas tan importantes como generación y estructura de dependencias que no nos teman, sino que vinculen y brinden igualdad. Al final las mesas fueron presentadas, primero desde lo individual y terminando en plenarias, 10 de ellas pasaron y una está, en este momento en manos de especialistas, al igual que las revisiones de las mesas aprobadas para la redacción de la agenda.

Aprendí que tenemos poder muy a pesar de las personas que piensan «si no lo hice yo, no sirve», aprendí que somos capaces de trabajar y vincular cansadas y cansados de tanta tontería y tanto rezago educativo, cansados de los juicios, del miedo, del temor de expresar nuestras individualidades.

Al terminar escuché a personas como Amaranta Regalado diciendo «Yo confió en ustedes», y vi caras de satisfacción y comprendiendo que hemos logrado algo histórico y que permitirá que esta realidad quizás dentro de poco cambie los sistemas de justicia y que no sólo se gobierne para un sector de la población.

Confió que muchas y muchos podemos cambiar las realidades sociales opresoras que basan sus ideologías en la segregación y deberían ser penalizadas en lugar de ser aplaudidas por un puñado de gente sin mente propia y que olvidó a Dios en alguna banca de iglesia o algún familiar que tuvo que recurrir al suicidio antes de enfrentar a una familia que únicamente conoce blanco y negro y se a perdido del color que podemos lograr cuando la unidad esta presente.♥

Surge la Coalición Mexicana LGBTTTI+, de cara al proceso electoral

Comentarios